Cuando hablamos de carnaval en Galicia seguro que se te viene a la mente el conocido como el “triángulo del Entroido” en Ourense, el olimpo de las máscaras y disfraces de Galicia, una especie imán en torno al que se concentran algunos de los personajes y celebraciones más llamativas y mejor conservadas de todo el noroeste peninsular.

Pero, como habrás podido deducir, no es el único lugar donde vas a poder vivir un carnaval singular en Galicia y Norte de Portugal, así que nos hemos propuesto recorrer las distintas provincias con sus carnavales y sus personajes únicos e invitarte a seguir explorando más allá. ¿Te apuntas?

En esta ocasión nos vamos a la provincia de Pontevedra. Aquí probablemente ya hayas oído hablar de los Xenerais da Ulla, de las Madamas y Galáns de Cobres o del Enterro da Sardiña de Marín, ya que ambos han sido declarados Fiestas de Interés Turístico de Galicia, pero vamos más allá ¿te vienes?

Recorremos los carnavales singulares de las Rías Baixas de norte a sur:

Los Xenerais da Ulla

Los Xenerais da Ulla son una carnaval tradicional rural que se celebra desde el siglo XIX y que ha sido declarado de Interés Turístico de Galicia. Se celebra en 8 ayuntamientos de la provincia de Pontevedra y A Coruña.

Los personajes principales de este carnaval son los Generales y los Correos a caballo, que recorren las parroquias acompañados de coros, comparsas y parrandas. Su traje es el de un auténtico y colorido general del siglo XIX con bicornio, camisa, corbata, chaqueta con charreteras, banda, cordón y fajín. ¡Y un buen penacho de plumas!

Pero además hay coros “de vellos” (de viejos), coros “de bonito”, reyes y reinas…

Entre los elementos que no te puedes perder son los atranques o altos. Unas “batallas” de poemas satíricos que se hacen por parejas y que dan un repaso a los asuntos sucedidos durante el año.

Por razones de privacidad YouTube necesita tu permiso para cargarse. Para más detalles, por favor consulta nuestra Política de privacidad.
I Accept

El carnaval meco de O Grove

En un buen número de carnavales de Galicia se realiza la quema del “Meco”, una figura normalmente elaborada con cartonería que representa a un personaje de la vida pública o un acontecimiento que criticar y que, por tanto, se cuelga para escarnio público. Al finalizar la fiesta se quema, como una forma de purgar “los malos rollos”.

Este Meco está vinculado con una leyenda de O Grove según la cual la población local decidió ajusticiar a Juan de la Meca un señor feudal (hay quien dice que cura) que trataba al pueblo con despotismo allá por el siglo XVI. Lo colgaron en el Monte de la Siradella bajo una higuera. Hoy no deja de ser más que una figura satírica y, aunque causa polémica todos los años, así es tomada en lugares tan dispares como Santiago de Compostela, Vigo o Maceda.

Dicho esto, el carnaval de O Grove no sólo hace honor a la tradición del “meco” sino que tiene algunos rasgos diferenciales, como el de haberse autodenominado “fiesta de interés troulístico internacional” (fiesta de interés fiestístico internacional por traducirlo de alguna forma).

Entre los más esperados todos los años es el concurso de comparsas, que se celebra en el auditorio pero también en streaming, en pantallas ubicadas en el exterior y hasta en las tabernas durante los días posteriores. Sus coplas irónicas se conservan en algunas casas y han tratado desde la instalación de las primeras bateas a la emigración, el tabaco…

De los más singulares, las que se celebran en la parroquia de San Vicente, como la Queima do Vimbio, en la que los “choqueiros” (personas disfrazadas con trapos y ropa vieja) queman las varas de bambú con las que han recorrido los pueblos durante el carnaval.

El carnaval de Pontevedra

El carnaval de Pontevedra es probablemente el mayor carnaval urbano de Galicia. Arranca con la llegada del rey Urco y su séquito, un ente terrorífico basado en una figura mitológica gallega y que forma parte del carnaval pontevedrés desde mediados del siglo XIX.

Y termina con la muerte de Ravachol, un loro irreverente y malhablado que vivía en la farmacia de la Plaza de la Peregrina (que se recrea durante el carnaval) y que, murió durante las fiestas de 1913. Desde entonces, los pontevedreses lo recuerdan celebrando un magno entierro de riguroso luto y numerosas plañideras.

También es tradicional aquí la noche pirata, en la que el pasado corsario y de grandes navegantes de Pontevedra toma las calles con disfraces y comparsas que recrean grandes batallas y recreaciones. No en vano el último gran pirata español nació en la ciudad.

Además, su popular concurso de murgas lleva más de 30 ediciones y se celebra en el Pazo da Cultura durante varios días. Letras mordaces, disfraces únicos y mucha diversión.

Las Madamas y Galáns de Cobres

El carnaval tradicional de Cobres en Vilaboa es también un Carnaval de Interés Turístico de Galicia. Sus protagonistas son los conocidos como las Madamas y los Galáns. Ellas con vistosas faldas con encajes, adornos metálicos, cintas y plumas, y en la cabeza un vistoso sombrero (que llega a pesar hasta 7 kilos) con flores, espejitos, muñecos y cuentas. Ellos de camisa blanca y corbata roja, un pañuelo que cubre de la cintura a las rodillas y un sombrero de flores (más ligero que el de las Madamas).

Pero hay más personajes: “los de blanco” con una gran boina roja o las “aldeanas” vestidas de distintos oficios, o el predicador, que bajo una identidad oculta repasa los acontecimientos de la vida social del ayuntamiento, componen también la comitiva.

Además de lo peculiar de sus trajes, el Entroido tradicional de Cobres se caracteriza por contar con un baile típico. Aunque se puede disfrutar de estos bailes en el recorrido que realizan por las dos parroquias organizadoras (Santa Cristina de Cobres y San Adrián de Cobres), el día principal es el del martes de carnaval, en que se realiza el final del recorrido y tiene lugar la conocida como “Corrida do Galo”.

Por razones de privacidad YouTube necesita tu permiso para cargarse. Para más detalles, por favor consulta nuestra Política de privacidad.
I Accept

El pájaro de mal agüero de Bueu

En Bueu celebran desde 1987 un carnaval que conecta el espíritu de Entroido y la cultura mágica de Galicia. Su personaje principal es el Paxaro de Mal Agoiro (pájaro de mal agüero) al que se quema en el último domingo de Entroido en la playa de Banda do Rïo.

El personaje surgió en 1987 tras los años de dictadura en que se prohibió cualquier celebración de carnaval, incluidas los populares entierros de la sardina. Hoy mantiene su espíritu satírico y de purificación de los males.

Además del concurrido desfile con coplillas y comparsas por la tarde, organizan un interesante velatorio por la mañana con plañideras incluidas.

La Fiesta del Merengue de Marín y su “Enterro”

Marín celebra cada lunes de carnaval la fiesta del merengue “e da lameiriña”. Al medio día, sale de la plaza de Abastos hasta la calle Lameira el merengue (el dulce elaborado a base de claras y azúcar), acompañado por una agrupación musical. Una vez allí, se repartirá gratuitamente el pastel pero, en lugar de una degustación gastronómica, lo que aquí tiene lugar es una verdadera batalla campal de harina, huevos y dulce.

La fiesta tiene por protagonistas a los niños, que son quienes celebran la batalla hasta agotar existencias.

Pero además cuentan con un multitudinario Entierro de la Sardina, declarado Fiesta de Interés Turístico de Galicia en 2023. Siguiendo la estructura de una procesión de Semana Santa, este entierro mantiene las mismas pautas que cuando empezó a organizarse hace ya más de un siglo.

Tras un concurrido velatorio en el palco de la Alameda, donde se reparte tradicionalmente alguna vianda para hacer más llevadera la jornada de luto, arranca la marcha fúnebre, que pasea por la villa. Como curiosidad, la letanía que se lee en la Praza do Reloxio sigue la fórmula  tradicional marinense y la sardina es una sardina real.

Por razones de privacidad YouTube necesita tu permiso para cargarse. Para más detalles, por favor consulta nuestra Política de privacidad.
I Accept

Cangas y el Momo

En Cangas el protagonista del carnaval es el Momo, el rey del carnaval. Un personaje que es apresado, sometido a burla, ajusticiado y sacrificado en el muelle de Ojea para marcar el final del desenfreno carnavalero. Pero ojo, que devuelve los insultos y se revuelve de quienes lo condenan durante la noche del Miércoles de Ceniza.

Pero además de enterrar al Momo, en la cercana Aldán enterrarán el Mejillón y en Hío las gaitas recorrerán las aldeas durante dos días (lunes y martes de carnaval) casi sin parar.

Vigo y sus merdeiros

Aunque para muchos el carnaval de Vigo es un carnaval moderno de disfraces y fiestas, la ciudad conserva una de las máscaras más rebeldes de las Rías Baixas: los “merdeiros”.

Vestidos con ropas blancas, chalecos rojos y una peculiar máscara con pelo de lana, recorren las calles del Casco Vello molestando y burlándose de quien encuentran a su paso.

El merdeiro tiene su origen en el antiguo Vigo, en el que los marineros del barrio del Berbés se reían de los labriegos que acudían a la ciudad a comprar pescado podrido para abonar los campos (de ahí el nombre). Su carácter anárquico y obsceno hizo que estuviesen prohibidos desde los años 20 del siglo pasado. Hoy salen a la calle durante el domingo y martes de Entroido.

Además de los merdeiros, en Vigo se quema el Meco, que es “entronizado” en un gran evento con la lectura del pregón, durante el primer día de carnaval, y quemado el martes de carnaval por la noche. Al día siguiente es el turno de la Sardina, a quien se vela por la tarde en las calles del centro de la ciudad.

Por razones de privacidad YouTube necesita tu permiso para cargarse. Para más detalles, por favor consulta nuestra Política de privacidad.
I Accept

El Entroido de Goián

La parroquia de Goián en Tomiño celebra uno de los carnavales tradicionales de las Rías Baixas que mejor han sabido conjugar el espíritu “rural” con las verbenas. Aquí la fiesta arranca con el petitorio, en el que los vecinos recorren las calles de la parroquia acompañados por una banda de gaiteros recaudando fondos para la fiesta. Una tradición casi olvidada en la mayoría de fiestas.

Pero si algo no te debes perder es el domingo y el martes de entroido. Durante el domingo se realiza la Carrera de Carretillas, una competición en la que se disfrazan las carretillas del campo en todo tipo de cosas. Le seguirá una animadísima verbena de disfraces.

Ya el martes, tras el popular desfile de carrozas y comparsas, se realiza una degustación de sopa entre los participantes y el público asistente.

El final de la fiesta lo marca el entierro de la Taíña, un pez de río.

Los otros entierros

Como habrás podido notar, en las Rías Baixas  se marca el final del carnaval enterrando y quemando loros, mejillones, berberechos, sardinas, mecos, Momos y demás figuras singulares. Hay algunas más:

  • Salvaterra de Miño entierra la lamprea
  • Tui entierra el bacalao
  • En Nigrán se entierra el gallo Kiko
  • En Chapela se entierra el Berete (un pescado de agua salada)
  • Y en Poio hacen cuatro entierros: el entierro del Mejillón en Combarro, el del Berberecho en Lourido, el del gallo Fodorigo Agusto Bastante en Poio y el del gallo “brujo” (Galo Bruxo) de Samieira. Cada uno de ellos en un día distinto.

¿Nos falta alguno? Envíanoslo a través del Formulario de Contacto.